I made this widget at MyFlashFetish.com.

diciembre 29, 2011

julio 26, 2011

abril 08, 2010

Oración de un hijo

“Señor quiero ser televisor”

Señor, tu que eres tan bueno y
proteges a todos los chicos de la tierra,
quiero pedirte un gran favor:

TRANSFORMAME EN UN TELEVISOR,

Para que mis padres me cuiden como lo cuidan a el,
Para que me miren con el mismo interés
con que mi mama mira su telenovela preferida
o papa el noticiero.

Quiero hablar como algunos animadores porque
Cuando lo hacen toda la familia calla
Para escucharlos con atención
Y sin interrumpirlos.
Quiero sentir sobre mí la preocupación
que tiene mis padres cuando la tele se rompe
y rápidamente llaman al técnico.
Quiero ser televisor para ser el mejor amigo
de mis padres y su héroe favorito.
Señor déjame ser televisor
Aunque sea por un día.

noviembre 23, 2009

PROGRAMA PARA LA RECUPERACIÓN DE ADICCIONES

LOS 12 PASOS

Paso 1
Admita su incapacidad para superar sus adicciones por sí mismo y que ha perdido el control de su vida.
Paso 2
Crea que el poder de Dios puede restaurar su salud espiritual por completo.
Paso 3
Decida entregar su voluntad y su vida a Dios, el Padre Eterno, y a Su Hijo Jesucristo.
Paso 4
Escudríñese y realice un valiente inventario moral por escrito de sí mismo.
Paso 5
Admita la naturaleza exacta de sus errores ante sí mismo, ante su Padre Celestial, en el nombre de Jesucristo, ante la debida autoridad del sacerdocio y ante cualquier otra persona.
Paso 6
Prepárese por completo para que Dios erradique todas las debilidades de su carácter.
Paso 7
Pida humildemente a su Padre Celestial que le libre de sus debilidades.
Paso 8
Redacte una lista con los nombres de todas las personas a las que haya ofendido y dispóngase a reparar sus agravios.
Paso 9
En lo posible, realice una restitución directa a todas las personas a las que haya ofendido.
Paso 10
Prosiga con su inventario personal y cada vez que cometa un error, admítalo sin dilación.
Paso 11
Válgase de la oración y la meditación para conocer la voluntad del Señor y tener fuerzas para aplicarla en su vida.
Paso 12
Tras haber logrado un despertar espiritual gracias a la expiación de Jesucristo, comparta este mensaje con otras personas y viva estos principios en todo momento.

noviembre 16, 2009

se prudente... a tu alma gobernad




Mis hermanos, todos somos propensos a esos sentimientos que, si no
los controlamos, pueden conducir al enojo. Sentimos desagrado, irritación y antagonismo, y si así lo escogemos, perdemos el control y nos enojamos con los demás. Irónicamente, con frecuencia los demás son los miembros de nuestra familia, las personas a quienes más queremos. LIahona Noviembre 2009.

Sé prudente, oh hermano,
A tu alma gobernad,
No matando sus anhelos,
Mas con juicio gobernad.
Sé prudente, hay gran fuerza
En la mente [sin] pasión.
La pasión razón destruye,
Hace ciega la visión.


http://www.lds.org/churchmagazines/LI_2009_11_00___04291_002_000.pdf

julio 15, 2009

Los escritores de la libertad



Basada en hechos reales. A sus 23 años, todavía con aspecto de estudiante, la idealista Erin Gruwell (Hilary Swank) parece dispuesta a comerse el mundo el día que entra en el high school Wilson para estrenarse como profesora. Pero su clase lo único que espera es sobrevivir un día más; son un grupo multiétnico de adolescentes de los más variados orígenes, afroamericanos, latinos, asiáticos, delincuentes juveniles, pandilleros y estudiantes de barrios pobres. Lo único que parecen tener en común es el odio que se profesan entre sí y la intuición de que el sistema educativo se está limitando a almacenarlos en cualquier lugar antes de que tengan edad para desaparecer. Erin se empeña día tras día en ganarse a sus estudiantes pese a su obstinado rechazo a toda forma de participación en las clases. Pero la realidad del ghetto no tarda en imponerse. Una pandillera latina de su clase presencia un tiroteo originado por cuestiones raciales; otro día la profesora intercepta una desagradable caricatura racista. Erin aprovecha esos incidentes y los convierte en dinamicos elementos de aprendizaje. Así se produce una transformación en el aula: los alumnos empiezan a escuchar y Erin se libera de sus idealistas prejuicios y acepta oir las historias que le cuentan los chicos sobre las malas calles en las que deben sobrevivir a una guerra no declarada. Erin empieza a conectar con los miembros de su clase. Les trae discos de música urbana y libros surgidos de otro tipo de ghetto, como “El diario de Ana Frank”, y con esas simples herramientas les abre los ojos a la experiencia de la lucha de quienes han sufrido la intolerancia fuera de las comunidades a las que los chicos pertenecen. Sabiendo que cada uno de sus estudiantes tiene una historia que contar, Erin les anima a que escriban un diario con sus pensamientos y experiencias. Tras compartirlo con los demás, cada alumno ve que sus compañeros viven una situación similar a la suya; y comprenden por primera vez que hay más horizontes en la vida que esperar a llegar vivo a los 18. Los diarios de los chicos dejan de ser deberes de clase y se convierten en un instrumento de afirmación vital; y el contacto con sus estudiantes afecta a Erin mucho más profundamente de lo que ella hubiera podido imaginar.

“Si un alumno te dice que quiere quedarse contigo acabadas las clases y te confiesa que no tiene ningún sitio adonde ir, no puedes decirle que lo sientes mucho y que se busque la vida. Si no tienen un sitio para hacer los deberes que les has puesto, tienes que proporcionárselo tú. Ese compromiso con sus alumnos le costó su matrimonio. A veces tu vocación te exige mucho y no puedes pedirle a otra persona que se sacrifique tanto como tú”.